Es probable que conozcas de oídas, o hayas experimentado de primera mano algún timo para defraudar a los mayores de edad. Puesto que muchos creen que los mayores tienen mucho dinero en las cuentas bancarias, suelen ser los objetivos principales de estas estafas.

Éstas son las más destacadas:

El timo del abuelo. El truco del abuelo suele funcionar así: el estafador llama por teléfono a una persona mayor y susurra o masculla frases destinadas a lograr que la persona mayor revele el nombre de un nieto. Por ejemplo, quien llama puede decir “¡abuela, soy yo!” o “¡abuela, ¿eres tú?”. Una vez que el estafador tiene el nombre del nieto, él o ella se hará pasar por el nieto y le dirá que ha perdido la cartera o que ha tenido un accidente. Luego, el estafador pedirá a la persona mayor que le envíe dinero por cable al estafador— con frecuencia no se requiere identificación para colectar ese dinero.

Apuestas y Lotería. Este timo suele cometerse con cartas, llamadas telefónicas o correos electrónicos. Sea cual sea el medio, el mensaje será algo así como “¡Felicitaciones! ¡Usted acaba de ganar la lotería!”, seguido de una petición para depositar una gran cantidad de dinero en su cuenta personal de cheques. Sin embargo, usted debe enviar por cable inmediatamente una parte de los fondos a una cuenta extranjera para pagar varios impuestos y costos administrativos. Aviso: Las loterías legítimas pagan los impuestos directamente al gobierno en lugar de cobrarse un reembolso de las ganancias del ganador. Es ilegal en Estados Unidos jugar en loterías extranjeras por correo o por teléfono.

Medicinas falsas. A causa de los costos de la atención médica, muchos mayores de edad buscan en Internet los mejores precios de sus medicinas recetadas, y aquí es donde los estafadores pueden robarles dándoles medicinas falsas. De este modo, los ciudadanos de edad avanzada no sólo perderán el dinero, sino que también recibirán medicinas que realmente pueden dañarles la salud.

Estafa del funeral. Hay que estar alerta por dos tipos diferentes de fraudes de funeral y de cementerio. Primero, un timador leerá los obituarios o asistirá a un funeral para encontrar información sobre una viuda o un viudo. Luego el timador reclamará que se le debe dinero y continuará extorsionando a la dolorida víctima. El otro timo lo cometen las funerarias de mala fama que engordan los ya altos costos de los servicios funerarios agregando cargos injustificados. Ambos timos suelen cometerse en persona.

Estafas de servicios. Recibes una llamada telefónica que parece ser de una compañía legítima. Hay problemas con tu cuenta y lo único que necesita la compañía es verificar cierta información. Parece que quien llama ya tiene información sobre ti por lo que te sientes cómodo compartiendo información adicional como tu número de cuenta, a fin de ayudar a la compañía a corregir los problemas que tiene con tu servicio.

Productos antienvejecimiento. Aprovechándose del deseo de los mayores de parecer (y sentirse) más jóvenes, los estafadores pueden crear productos o remedios inútiles contra la edad que no detienen el proceso de envejecimiento y ni siquiera ocultan los efectos del envejecimiento.

Estafas sobre el valor de la casa. Individuos sin escrúpulos que trabajan en bienes raíces, servicios financieros o compañías relacionadas pueden usar los timos de las hipotecas revertidas para robar el valor neto de la propiedad de los ciudadanos de edad avanzada. En muchas de estas estafas, los mayores reciben ofertas de casas gratis, oportunidades maravillosas de inversiones, o asistencia con un refinanciamiento o contra una acción hipotecaria a cambio de la escritura de su casa.

Estafas sobre el valor de la casa. Estas estafas incluyen una llamada de alguien que dice ser de una compañía grande de computadoras y pide permiso para acceder a la computadora de la persona mayor a fin de resolver remotamente un problema de servicio o virus. El perpetrador entonces tiene acceso a los datos guardados en la computadora, como nombres, direcciones, números de cuenta y demás información personal. Luego usan esta información para solicitar préstamos, tarjetas de crédito o para robar la identidad de la persona mayor.

Phishing. Phishing es usualmente una estafa de dos partes e involucra correos electrónicos (e-mail) y un sitio de web fraudulento. Los defraudadores, conocidos como phishers, envían un e-mail a muchos destinatarios que parece proceder de una compañía de buena reputación. Esto se conoce como “phish e-mail” (o pesca por e-mail). En el e-mail de pesca se incluyen enlaces a sitios fraudulentos que imitan a sitios web de compañías acreditadas. Los defraudadores esperan convencer a las víctimas para que compartan su información personaI con un lenguaje ingenioso y convincente, como la necesidad urgente de comunicarse con usted por su propia protección y seguridad. Una vez obtenida, la información personal puede usarse para robar dinero o transferir el dinero robado a otra cuenta.

Para más información sobre phishing ir a nuestro artí**** Phishing, el suplantamiento de identidad

Pin It on Pinterest

Share This